La Ozonoterapia y sus Espectaculares Resultados en muchas Enfermedades

La oxígeno-ozonoterapia, que aunque ya está bastante popularizada para el tratamiento del dolor en hernias discales, todavía es la enorme ignota en lo que se refiere a su aplicación y resultados en otras enfermedades.

Verdaderamente se trata de un complemento terapéutico muy eficiente que sin peligro alguno puede condicionar la buena evolución de una enfermedad, en ocasiones trágica.

En los últimos tiempos tenemos a nuestro alcance publicaciones en gacetas de prestigio donde se prueban los efectos de la reoxigenación del organismo, la mejora del sistema de defensas, la sanación de heridas en diabéticos, los efectos ventajosos sobre enfermos de hígado y riñón, o bien aun los resultados en el estudio sobre tumores como el adenocarcionoma de próstata y el cáncer de mama.

Conforme esto, las aplicaciones clínicas ensayadas son diferentes y en campos médicos variados. Ahora exponemos, aclarando por especialidades, una relación de resultados que son una realidad, por llevar años de desarrollo en la medicina de vanguardia.

Mejora la oxigenación en los diabéticos, eludiendo gangrenas, amputaciones, retinopatías y fatiga. Aparte de prevenir y resguardar en casos de infarto, tanto de miocardio como cerebral.

Asimismo existen múltiples estudios acreditando unos resultados espectaculares de la ozonoterapia en enfermedades hepáticas, cardiacas y nefríticos (diálisis).

También, el efecto viricida lo hace muy esperanzador en enfermedades como la hepatitis y el VIH, donde es capaz de prosperar sorprendentemente la calidad de vida.

En medicina neurológica (parkinson, enfermedades degenerativas…)
Ha probado propiedades reoxigenantes del sistema nervioso, y se han publicado múltiples trabajos sobre la bonanza de su aplicación en diferentes géneros de demencias.

Asimismo se han presentado buenos resultados del ozono en enfermedad de Parkinson, dolor crónico y diferentes enfermedades degenerantes.

Resultados de la Ozonoterapia en distintas enfermedades

En alergología y también inmunología (crohn, artritis, candidiasis, soriasis, dermatitis…).

Múltiples trabajos científicos prueban su activación del sistema de defensas, lo que lo hace efectivo en enfermedades como asma, soriasis, dermatitis atópica, colitis ulcerosa, enfermedad de Crohn, artritis reumatoide, síndrome de fatiga crónica, candidiasis…

Todas y cada una estas enfermedades tienen en común el que se generan por una perturbación en el sistema inmune, encargado de modular las defensas del organismo.

En oftalmología (retinosis pigmentaria, retinopatía diabética…)
Ha sido publicado un ensayo clínico probando su utilidad en una enfermedad tan fatal como la retinosis pigmentaria, que puede finalizar en ceguera.

Asimismo el tratamiento de la ozonoterapia cervical ha ofrecido buenos resultados en retinopatía diabética, en degeneración macular de la edad y en atrofia del nervio óptico.

En oncología (enfermedades relacionadas con el cáncer), últimamente la doctora Renate Viebhan, de la Universidad alemana de Tubingen, ha presentado sus geniales resultados en el seguimiento, a lo largo de más de diez años, de una muestra de pacientes con cáncer de mama.

La doctora Silvia Menéndez desarrolló anteriormente Congreso Internacional de la ciudad de El Cairo una genial charla magistral sobre el tema, comprobando que, sin ser ninguna panacea, la oxigenación celular es capaz de progresar las condiciones y calidad de vida de los enfermos, al unísono que puede dañar a las células.

En medicina del dolor (hernias discales, fibromialgia, artrosis y artritis)
Las infiltraciones de ozono, conjuntadas con el ozono sistémico y con técnicas avanzadas de fisioterapia, pueden limitar enormemente el dolor de enfermedades como hernias discales, fibromialgia, síndrome de fatiga crónica, neuropatía postherpética o bien diabética, etc…

Su aplicación en el tratamiento de artrosis y artritis es la práctica de la ozonoterapia más extendida hoy en este país.

Aun a nivel precautorio, puesto que el daño con buena praxis, es nulo; se han hecho trabajos probando de qué forma el deterioro celular frente a un accidente isquémico (infarto cerebral o bien cardiaco) se reduce significativamente si ha habido aplicaciones anteriores de oxigeno médico con ozono.

En medicina estética (celulitis, dietas de adelgazamiento…), una de las aplicaciones más útiles y eficaces de la ozonoterapia y que, no obstante, es menos famosa es combatir la celulitis localizada a través de pequeñas inyecciones bajo la piel.

En los tratamientos estéticos se emplea como agente rejuvecedor para suprimir arrugas o bien máculas faciales, el acné, la celulitis.

De igual modo, activa el metabolismo de las grasas puesto que favorece la supresión de ácidos grasos, conque a veces se emplea como complemento para adelgazar en dietas de adelgazamiento.

En nosologías sin solución, evidentemente la base de la bonanza del ozono hay que procurarla a nivel celular, puesto que la “reoxigenación“ de las células facilita que puedan progresar su contestación frente a la enfermedad o bien aun complementar el desempeño de los fármacos anteriormente establecidos.

Siendo médicamente rigurosos y tras todo lo expuesto, estamos en condiciones, al tiempo con miles y miles de médicos ozonoterapeutas del resto del planeta, de dar al ozono, sin ser una panacea, un sitio en la medicina.

Es preciso el mayor desarrollo de la ozonoterapia médica como tratamiento paliativo en nosologías sin solución, mas asimismo somos unos firmes defensores de su aplicación precautoria.

Podemos plantear las terapias con ozono, apropiadamente indicadas, como una buena base para progresar nuestra calidad de vida ayudando a limitar nuestras enfermedades y contribuyendo a la prevención de ciertas enfermedades.

agosto 1st, 2020 by